lunes, 13 de abril de 2015

ANIMALES DE COSTUMBRES

     Quizás la mayoría de nosotros tomamos a las costumbres como algo mecánico, donde no tenemos que pensar demasiado ni en profundidad. Muchas veces hasta las sentimos como algo externo. Sin embargo, la fuerza de la costumbre, para bien o para mal, puede ser devastadora. A todos mis maestros chinos sin excepción, tanto de taichi como de chino, los escuché repetir muchas veces después de explicar algo, con una sonrisa amable y natural: “Bueno, ahora practica hasta costumbre”, o sea bueno, ahora repita esta forma hasta que ni se dé cuenta de que está repitiendo. Para nuestros oídos occidentales estas palabras pueden hacer un poco de ruido. Repetir por repetir no parece un buen método, más bien se parece a amaestrar. Nosotros asociamos las costumbres a nuestra parte animal, la que no piensa por sí misma o es víctima de los deseos ajenos.


 ¿Pero está bueno aprender algo justamente sin pensar, de modo mecánico, repitiendo como loros? dicho así, no. La letra china nos vuelve a ofrecer otra mirada sobre el significado que contiene. La palabra costumbre o acostumbrarse en chino se compone de dos caracteres: 习惯 (xíguàn). El primero es “ejercicio, ejercitar”, que también aparece en “aprender, estudiar” (学习 xuéxí: “xue” (aprender), “xi” (ejercitar). Este 习(xí, ejercitar) en su escritura tradicional nos revela su bello significado: su forma completa es 習, 羽 (yu, plumas) sobre 白 (blanco). La parte de abajo era 自 zì, pero perdió un trazo, y quedó 白 bái . 羽 yǔ representa alas, 自 zì una nariz, y significa “uno mismo”, de allí 習 representa pichones de pájaro aprendiendo a volar, es decir la comprensión viene de usar las alas propias. Y por extensión, repetir la misma acción, significa practicar, familiarizarse, acostumbrar.  

El segundo caracter 惯 (guàn) significa costumbre. Tiene como radical de la izquierda “corazón, xīn, ” (忄que también aparece a la izquierda de 悟 wù, “darse cuenta”) y a la derecha “atravesar” (贯 guàn). Este último, 贯 representa una moneda con un agujero en el medio por donde pasa un hilo y también le da al caracter el sentido de algo valioso. El radical de la izquierda, corazón (xin) comprende el mundo de nuestra mente, percepciones y emociones. Entonces 习惯 (xíguàn) sería “ejercitar la costumbre”, donde la costumbre va de la mano del corazón y además es una energía valiosa. A través del ejercicio y la repetición conciente, según nuestra propia cabeza y nuestros sentimientos, creamos una costumbre valiosa. 

 A veces las costumbres nos pasan por arriba, y pierden su contenido, ya no las sentimos. Mientras nosotros mismos seamos los artesanos, todo vale la pena. Y sólo se hacen haciendo.



















 Y aquí hay dos videítos muy lindos sobre aprender a volar:



No hay comentarios:

Publicar un comentario